Muerte por negligencia de un familiar anciano

Al dejar a un ser querido de edad avanzada a cargo de un cuidador, esperamos que esta persona lo trate con respeto y empatía. El hecho de solicitar el apoyo de un cuidador tiene el propósito de proporcionar a nuestros adultos mayores el mayor apoyo y comodidad posibles durante sus últimos años de vida. Sin embargo, existen muchas personas que laboran como enfermeros, cuidadores o encargados de casas de retiro que no están bien capacitados para sus labores, y lamentablemente cometen actos negligentes contra las personas bajo su cuidado.

Ejemplos de actos negligentes que pueden causarle lesiones, daños e incluso la muerte a una persona de la tercera edad son:

  • Administrar la medicina equivocada, o la dosis equivocada
  • Administrar la medicina de forma incorrecta
  • Movimientos bruscos
  • Resbalones y caídas
  • Golpes o raspones
  • Falta de alimentación o alimentación inapropiada

Estos actos puede resultar en lesiones, daño emocional o incluso la muerte del adulto mayor, haciendo aptos a sus seres queridos para hacer un reclamo y buscar compensación. Las personas elegibles para hacer un reclamo generalmente son los cónyuges, hijos, nietos y personas dependientes del fallecido.

Al probar que el descuido, negligencia o abuso fueron causantes de la muerte del adulto mayor, el familiar tendra derecho a recibir una compensación. Dicha compensación puede incluir gastos médicos, gastos funerarios, gastos de entierro, entre otros. Asimismo, los daños emocionales también pueden ser parte del reclamo. Cabe destacar que ley establece un tiempo límite de dos años para presentar su reclamo. De lo contrario, es muy probable que pierda el derecho a proceder legalmente.

No dude ni un segundo en contactar a nuestra firma Gharibian Law. Nuestros abogados podrán ayudarle en su caso, manejándose siempre de una manera empática y comprensiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.